My way…

Déjame que te cuente una pamplina que me pasó hace unos días. Andaba yo con mi secuaz más fiel, mi Joselito.  A Joselito le sobra experiencia en la vida, tan es así que va sonriendo siempre por que sabe que todo esta por llegar. Pues eso, que estando tranquilamente paseando con él me suelta un lapidario “Tocayo, mejor vamos por el camino más largo”

Y me hizo pensar…

“Por el camino más largo”. Ole, sin acortar, sin buscar atajos. Si hay que ir por la vida mejor será ir por derecho, mejor será perdernos por nuestro camino que encontrarnos en otros ajenos donde no pintamos nada.

Hablando de caminos, siempre he pensado que el camino más corto es el camino que tiene más bares abiertos. Este es el motivo por el que en mi pueblo somos capaces de decir que vamos a la esquina y tardar 3 horas en volver…y siempre volvemos con menos dinero y con más sonrisa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s