Nuestros eternos paveros…

Eternos hombros de apoyo, eternos ojos que curan, eternas manos que guían, eterna sangre que cuida; nuestros paveros perpetuos.

Paveros eternos que nos cuidan y nos arropan para guiarnos por la vida. Nos guían para que la vida no nos cornee por la femoral de la pena sin saber que tarde o temprano la vida nos dará una cornada vital donde más nos duele…en la memoria.

Ser padre no es una opción, ser padre no es una obligación…ser padre es quedar siempre segundo aun habiendo ganado la carrera con diferencia; ser padre es dar sin esperar las gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s