La Parroquia: Lola…

No suele venir los viernes pero hoy es una excepción. Lola aparece en la Parroquia a la hora del vermut.

El Maestro siempre le reserva una mesa especial. A Lola le gusta tomarse un par de fusibles de amontillao antes de subirse al tablao que el Maestro puso expresamente para ella.

La Flores va sobrada de compás, en la Parroquia lo saben por eso cuando la ven llegar sonríen…la fiesta está asegurada.

En la Parroquia les encanta recordar esa anécdota de cuando en una entrevista soltó eso de:

  • Lola, ¿tú hablas inglés?
  • No, ni Dios lo permita.

Las mejores cachas son las de Lola, ella lo sabe por eso ronea como ella sola cuando se sienta en el taburete alto de la barra…alegra su alegría y como ella suele repetir:

“Es que el brillo de los ojos no se puede operar”

¡MAESTRO, PONLE OTRA COPITA A MI LOLA!

Anuncios

Un comentario en “La Parroquia: Lola…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s