Cierra los ojos, RIGUROSO DIRECTO…

Antonio Núñez de Herrera: Sevilla: Teoría y realidad de la Semana Santa, 1934.

¡Dios te salve, Macarena,
Madre de los sevillanos,
Paz y vida!
¡La que alivia toda pena;
la que cura con sus manos
toda herida!
¡Dios te salve, luz del cielo,
siempre estrella y siempre aurora
de bonanza!
¡La que ampara todo anhelo;
la divina sembradora
de esperanza!
¡Dios te salve, María,
Madre de Gracia llena;
Alma de Andalucía,
sol de la Macarena!
(Para el consuelo):
¿Por qué lloras, Madre Mía,
tan hermosa y doloría,
si no hay en la Macarena
quien no te ofrezca su vía
para quitarte la pena?

macarena 12.JPG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s